Contamos con todo tipo de Kits de reparación de Turbos para toda clase de marcas.

COMO IDENTIFICAR EL TURBO?

Para una correcta identificación del turbo necesitamos obligatoriamente la referencia original del fabricante del coche o del fabricante del turbo, ésta la encontrarás en la chapita que está en la caracola de admisión, sino no lo tienes desmontado podrás preguntarla en el taller que te lo va a sustituir o en el concesionario dónde compraste el coche.

INSTRUCCIONES DE MONTAJE

Es importante saber la avería del turbo a reemplazar antes de montar el nuevo turbo para subsanar el mal funcionamiento y evitar que vuelva a surgir la misma en el nuevo turbo.

1º. Limpiar a fondo el radiador del Intercooler y todos los tubos de aire de restos (carbonilla, polvo, lodo graso, juntas, aceite, suciedad…) sustituir en caso de deficiencias, abolladuras, fisuras…

2º. Quitar las juntas viejas y limpiar las superficies (no deben tener daños ni restos) y usar las juntas recomendadas por el fabricante en la entrada y salida del aceite al turbo, no se deben usar sellantes líquidos o pastosos porque reducen el flujo de aceite al turbo y la parte sobrante puede desprenderse y obstruir el paso del aceite al turbo.

3º. Sustituir los tubos de engrase (entrada y salida de aceite al turbo). Un tubo de drenaje dañado, con abolladuras o obstruido internamente, provoca perdida de aceite por el turbo o la rotura del mismo.

4º. Sustituir el filtro de aire y limpiar a fondo las carcasas del mismo.

5º. Limpiar los respiraderos del motor y comprobar su funcionamiento (sustituir si es necesario).

POSIBLES CAUSAS DE ROTURA DE UN TURBO

Aceite Sucio Material extraño en el aceite, viruta metálica, abrasivos producto de una inadecuada filtración y dilución pueden rayar los bujes y destruir la película de aceite que sostiene el eje.. El aceite sucio daña el turbocompresor rayando las superficies críticas de los bujes.

Causas:

• Bloqueo, daño o filtro de aceite de baja calidad.

• Suciedad introducida durante un servicio.

• Exceso de uso del motor y restos de reparaciones al motor.

• Malfuncionamiento de la válvula de alivio del filtro de aceite.

• Carbonización excesiva por aceite de mala calidad.

DAÑOS POR ALTA TEMPERATURA

Altas temperaturas en el turbo, son causadas por excesiva temperatura en los gases de escape y pueden averiar el turbo durante la operación o la detención. Indicaciones:

• Erosión en la rueda de turbina.

• Grietas en la pared del flange de entrada de gases..

• Obstrucción en la descarga de aceite del cuerpo central. • Deformación de la carcasa de turbina.

Diseño y Desarrollo ©